Porsche 911 50 Aniversario (V) 1998 – 2005. La generación 996


En este viaje que llevamos haciendo desde el principio de este blog, quizás nos encontremos ante uno de los puntos más polémicos del transcurrir de nuestro protagonista, el nacimiento del Porsche 996.

Porsche 911 996 GT2 Jarama

Porsche 911 996 GT2 en el Circuito del Jarama

El origen de dicha polémica no era otro que el abandono por parte de la marca del motor refrigerado por aire, utilizado desde 1963 proveniente del Porsche 356 que a su vez lo había heredado del VW Type I, como respuesta ingenieril a las Campañas en el desierto durante la II Guerra Mundial, vamos, una tipología de motor, completa de historia.

Pero también era bastante conocido como esta tipología de motor estaba encontrándose con muchas limitaciones que eran incluso más patentes con el rendimiento que el Porsche 911 estaba alcanzando, pues la última evolución del M64 turbo llegó a superar los 400 CV.

Porsche 996 Carrera 4S junto a un 911 930

Porsche 996 Carrera 4S junto a un 911 930

En 1998, se lanza el 996, encargado de desvincular al Porsche 911 de la refrigeración por aire para poder abrir a un mundo de nuevas posibilidades a las próximas generaciones. El resto del “gen” 911 se mantenía, con el motor bóxer por bandera y el mismo colgado por detrás del eje, aunque un detalle de diseño característico, como los faros, cambiaban radicalmente para presentar esa forma (menos afortunada según muchas opiniones) en forma de lágrima.

Este nuevo motor a parte de enojar a los más puristas seguidores de la marca, tenía ciertas ventajas constructivas, como la culata de 4 válvulas por cilindro, mayor refinamiento, o un mayor compromiso en las normas anticontaminación (las EURO II, III ya estaban haciendo de las suyas por la época). Para terminar de comentar este cambio en la estructura del motor solo dos detalles más, uno de ellos era que las versiones Carrera disponían de lubricación por cárter seco, lo que mejora en condiciones extremas de conducción la lubricación de todo el motor. El detalle que nos falta quizás sea uno de los detalles más deshonrosos en la historia del 911, y que arrastró a esta generación de refrigerados por agua, se trataba de una avería derivada por la rotura de uno de los rodamientos del motor, que al romper dejaba totalmente inservible el motor, y el dueño tenía  que hacer frente a una reparación de más de 12.000€. Finalmente una marca de aftermarket, INSARO, le dio solución patentando incluso un nuevo rodamiento sustitutivo. La marca hizo mutis por el foro y no llegó a reconocerlo nunca. Este error y quizás ser el primero de los 911 en romper una de las reglas de la pureza de dicho modelo, provoca que ahora mismo en el mercado de segunda mano puedas encontrarte unidades a unos precios relativamente baratos y que incluso la anterior generación supera.

Detalle anagrama Porshce 996 GT3 RS

Detalle anagrama Porsche 996 GT3 RS

Pero bueno, dejando errores y polémicas, también ha sido una de las generaciones importantes para nuestro protagonista. Nace en 1998 del lápiz de Harm Lagaay. Como ya hemos comentado se trataba de uno de los mayores puntos y aparte de este modelo, así que este modelo no conservaba nada del 993. En versiones coupé y cabriolet casi desde el inicio, en principio se ofreció en versiones de dos ruedas motrices y luego las afamadas versiones de tracción integral 4. El motor inicial de las versiones Carrera (código interno M96) se trataba de un 3,4 litros 6 cilindros bóxer con 300 CV de potencia.  Uno de los elementos con mayor personalidad en cuestiones de diseño era los faros delanteros, en el Salón de Frankfurt en septiembre de 1997 en cuanto se levantó la lona, estos faros fueron los objetivos de todas las miradas,  heredados del hermano pequeño Boxster. Los aficionados no estaban muy satisfechos e incluso fueron apodados como los “huevos fritos”, por la lágrima formada por el intermitente en color naranja, el MK II allá por 2002 solucionaría en parte dicho problema. Estos faros presidían un diseño menos musculoso que el 993, en general más “soso”. Como nota curiosa los “huevos fritos” solo aguantaron en el mercado en el 1998, y muchos dueños de estos modelos los sustituyeron por los opcionales (y no precisamente baratos) blancos.

Como nota curiosa los “huevos fritos” solo aguantaron en el mercado en el 1998, y muchos dueños de estos modelos los sustituyeron por los opcionales (y no precisamente baratos) blancos.

Pero ya metidos en harina, este 996 también traería consigo alguna muy buena sorpresa, por una parte de cara a la seguridad traía de serie el PSM (Porsche Stability Management, el ESP de Porsche, vamos) algo que por esta época se hizo tristemente famoso después de la prueba del alce del primer Clase A de Mercedes-Benz. En particular el presentado por Porsche y convenientemente actualizado hasta nuestros días, se considera uno de los mejores del mercado, permitiendo hacer, pero sin muchas cortapisas. Actualmente en circuito puedes rodar con un 997 en circuito con el PSM conectado, lo podrás ver funcionar pero no lo notarás, lo cual es justamente su misión en un deportivo.

Porsche 911 996 Carrera 4S

Porsche 911 996 Carrera 4S

Además de estas mejoras en seguridad activa, tanto el chasis como suspensiones eran totalmente nuevos, lo que permitía que paso a paso el comportamiento de este peculiar modelo fuera más cercano para el humilde de los mortales.

Entre los modelos normales, nos encontramos con el Carrera MKI 3,4 litros y 300 CV que luego allá por el 2002 se actualizó hasta los 320 CV del motor 3,6 litros del MKII. También existieron las respectivas versiones cabrio y targa de gran aceptación en el mercado.

Porsche 911 996 GT3 RS Clubsport en el Paddock del Jarama

Porsche 911 996 GT3 RS Clubsport en el Paddock del Jarama

En el 2000 la saga turbo vio su sucesor aparecer, con tracción integral de serie (desde el 993 fue asociado). Disponía del motor 3,6 litros con doble turbo y como primicia disponía del sistema de distribución variable de la marca (llamada VarioCam plus). Entregaba 420 CV de potencia y el 0 a 100 km/h bajaba de los 4 segundos. Además de los habituales frenos sobredimensionados con las características pinzas lacadas en rojo, vías ensanchadas, autoblocante mecánico tarado al 100% en retención y al 20% en aceleración, una de las ventajas, quizás superficiales, que presentaba dicho modelo era un frontal rediseñado con unos faros realmente más agraciados, y un diseño más afilado con unas entradas de aire sobredimensionadas que permitían alojar unos intercambiadores de aire-agua de mayores dimensiones.

Este modelo estuvo en producción hasta el 2004, dejando para el fin de la producción un modelo realmente especial, el Turbo S donde el motor fue optimizado hasta los 450 CV y los frenos carbocerámicos (se pueden diferenciar por las pinzas lacadas en amarillo) estaban disponibles, manteniendo el paradigma que siempre persigue la marca de buenas prestaciones de aceleración…y de deceleración.

Versiones aligeradas

Detalle anagrama GT3 alerón 996

Detalle anagrama GT3 alerón 996

Desde el inicio del modelo las versiones aligeradas eran una seña de identidad del 911, en este caso nos encontramos con dos modelos comunes en la filosofía pero realmente diferentes en la oferta. Por una parte nace el primer GT3, que partiendo del Carrera MKI, disponía del motor M96 donde alcanzaba 360 CV. La quita de equipamiento en pro de rebajar el peso era realmente llamativa, por lo que en el interior nos olvidamos de equipo de aire acondicionado, equipo de música y revestimientos en el interior, pero ganamos frenos sobredimensionados, suspensiones ajustables que permitían dar un nivel de prestaciones realmente destacables, como símbolo el 0-100 km/h se rebajaba a 4 segundos justos. Este motor también tuvo su gloria, siendo la base del motor que equipaba el ganador de las 24 horas de Le Mans en la categoría LMP1 el 911 GT1. En la actualización MKII el motor alcanzó 380 CV y disponía de un rediseñado alerón fijo en Composite de fibra de carbono. Aunque el GT3 ya era un buen punto de partida para la competición, se dispuso de versiones GT3 RS para poder competir de manera muy fácil a partir de este modelo.

GT2, ¿te gusta conducir? y… ¿Sabes conducir?

El GT2 desde la versión ofrecida en el 993, se había convertido en oscuro objeto de deseo por lo que la versión del 996 debía responder a las expectativas. Partiendo del modelo turbo, nos encontramos con una optimización destinada para circuitos, donde la tracción integral era sustituida por la trasera, y el motor sobrealimentado era optimizado hasta los 485 CV, con un 0-100 km/h en 3,9 s y una velocidad punta de 320 km/h. Cabe mencionar que tanto el GT3 como este bestial GT2 carecían de todo el paquete electrónico PSM, eso quiere decir que te encontrabas ante un todoatrás con casi 500 CV y sin ningún tipo de ayudas. Aunque los frenos eras carbocerámicos de serie, nos encontramos ante un purasangre que muy pocos elegidos pueden llegar a controlar, sentir como engranas 3ª (estas versiones estaban disponibles estrictamente con la excelente caja de cambios manual de 6 velocidades) a la salida de la curva, el autoblocante intenta dosificar los más de 500 Nm de par que le llegan a las ruedas traseras, y tú con el volante tienes que intentar además de apuntar al ápex de la curva, controlar la trasera de tu flamante deportivo y no “cargarte” los bajos de tu carísimo 911 en la escapatoria más cercana a esta “bendita” curva. Una sensación única.

Porsche_911 996 GT2

Porsche 911 996 GT2

Versión especial

Si nos paramos a pensar (no siempre muy habitual en los tiempos que corren) comprobaremos que durante esta generación se cumplió el 40 aniversario del 911. La marca además de los habituales eventos para aficionados y gente VIP, lanzó una serie limitada de 1963 unidades (el año de lanzamiento del modelo). Basado en el Carrera cogía elementos del turbo, muchos extras incluidos en el precio color exclusivo en gris Carrera GT y llantas en Al pulido. El motor M96 se puso a punto hasta los 345 CV.

911 40 aniversario

Porsche 911 996 40 Aniversario

Así damos fin a otra generación de nuestro querido 911, controvertida, aunque exitosa en ventas (fue la más vendida de la historia) y aunque supuso cierta controversia, dio ciertos pasos hasta la bien afinada 997, último capítulo de nuestro relato.

Leer la 1ª parte: Porsche 911 50 Aniversario (I) 1963-1972

Leer la 2ª parte: Porsche 911 50 Aniversario (II) 1973-1989

Leer la 3ª parte: Porsche 911 50 Aniversario (III) 1988-1993. La generación 964

Leer la 4ª parte: Porsche 911 50 Aniversario (IV) 1993-1997. La generación 993

Leer la 5ª parte: Porsche 911 50 Aniversario (V) 1998-2005. La generación 996

Anuncios

5 pensamientos en “Porsche 911 50 Aniversario (V) 1998 – 2005. La generación 996

  1. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (IV) 1993 – 1997. La generación 993 |

  2. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (III) 1988 – 1993. La generación 964 |

  3. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (II) 1973 – 1989 |

  4. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (I) 1963 – 1972 |

  5. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (IV) 1993 – 1997. La generación 993 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s