Pikes Peak, “La Carrera hacia las Nubes”


Estás a punto de comenzar. El motor ruge con desgana, ansioso por subir de vueltas pues al ralentí no se encuentra cómodo. Tu arnés está apretado con fuerza, el casco te ayuda a aislarte del exterior y concentrarte en lo que te espera durante los siguientes 10 minutos, aproximadamente. Se trata de una contrarreloj en la que conducirás sólo, sin necesidad de prestar atención a tu copiloto, a los retrovisores o al coche de delante. Tú, el coche y la carretera. Eso es todo. “Pure driving”, que diría el otro.

Sin embargo, hay un par de detalles que añaden el tequila a este cóctel. No estás en un circuito, sino enfilando una carretera de montaña sin apenas protecciones junto a los precipicios de cientos de metros de altura que se alternan en el trazado: primero a la izquierda, luego a la derecha y así sucesivamente durante 156 curvas. Además el vehículo que conduces, expresamente diseñado para esta carrera, no admite un despiste: unos 900 CV para 1 tonelada de peso. Reconócelo: algo loco sí estás. Necesitas estarlo para competir en el “Pikes Peak International Hill Climb”, también conocida como “The Race to the Clouds” (“La carrera hacia las nubes”).

Nobuhiro Tajima en su Suzuki SX4 Pikes Peak, 2011

Nobuhiro Tajima en su Suzuki SX4 Pikes Peak, 2011

La subida al Pikes Peak, un pico situado en las Montañas Rocosas de Colorado, es uno de los eventos automovilísticos más famosos del planeta y la segunda competición más antigua de EE.UU. (sólo por detrás de las 500 millas de Indianápolis). Consiste en el ascenso a la montaña por un trazado que tiene casi 20 km de longitud y que presenta un desnivel de, ahí es nada, 1440 m. La primera edición data de 1916, un año después de que Spencer Rose (uno de los vecinos de Colorado Springs) decidiese que la mejor manera de inaugurar la recién construida carretera a la cima de la montaña era organizar una carrera que atrajese a turistas y prensa.

Mapa de la subida al Pikes Peak 2013

Mapa de la subida al Pikes Peak 2013

Aquella primera victoria se la llevó Rea Lentz, un desconocido de 22 años (el más joven competidor ese año) llegado desde Washington que cruzó el primero la meta al volante de su Romano Demon Special, el vehículo menos potente que participaba en aquella ocasión. Su tiempo fue de 20 minutos y 55.6 segundos, pero curiosamente después de aquella carrera no se le volvió a ver involucrado en el mundo de las carreras. Es además interesante apuntar que, durante las primeras ediciones, los pilotos solían ir acompañados de un mecánico, pues lo abrupto del terreno y la gran exigencia que se realizaba sobre el motor (multiplicada por el gran desnivel que debían salvar) provocaban que las averías durante la carrera fuesen muy comunes.

Una de las bellezas que hizo historia en Pikes Peak fue el Audi Sport Quattro S1

Una de las bellezas que hizo historia en Pikes Peak fue el Audi Sport Quattro S1

La carretera al Pikes Peak era en realidad un camino sin asfaltar, y así permaneció durante décadas. De vez en cuando se añadía grava al trazado, para contrarrestar la cantidad de tierra que con el paso de los coches se iba desplazando ladera abajo, algo a lo que contribuían además el viento, la lluvia y el deshielo de las comunes nevadas. Sin embargo, en la década de los 90 comenzó a surgir una cada vez mayor presión por parte de los grupos ecologistas con objeto de asfaltar la carretera. Su argumento era que las decenas de vehículos de varias categorías que disputaban la carrera estaban destrozando año tras año el perfil de la montaña y además esto estaba afectando a la calidad del agua de la cuenca hidrográfica. Por su parte, los organizadores de la carrera y su público no querían de ninguna manera acabar con el trazado de tierra, sin duda una de las señas de identidad de la subida al Pikes Peak, por miedo a que se acabase cercenando el espíritu original y la espectacularidad de una carrera que tantos beneficios económicos aportaba (y aporta) cada año a la zona.

Carlin Dunne, récord de motos (9:52.819) con su Ducati Multistrada 1200, 2012

Carlin Dunne, récord de motos (9:52.819) con su Ducati Multistrada 1200, 2012

Durante años se estuvo negociando la resolución de este conflicto, pero ante la falta de acuerdo se acabó acudiendo a los tribunales. Finalmente, la justicia estableció en 1999 la obligación de trazar un plan para asfaltar toda la carretera de subida al Pikes Peak. Durante varios años se fueron asfaltando diferentes tramos del trazado y el pasado año 2012 por primera vez la carrera completa se corrió sobre asfalto. Lo que inicialmente parecía una merma de las excitantes características únicas de “La carrera hacia las nubes” ha supuesto en realidad un acicate para que marcas como Peugeot, Ford o Hyundai se animen a destinar recursos para crear coches que adquieran visibilidad mundial al coronarse campeones en uno de los trazados más espectaculares del panorama automovilístico. De hecho, el último en anunciar su participación ha sido el gran Sébastien Loeb, que lo hará este verano a los mandos de un Peugeot 208 T16 Pikes Peak.

Peugeot 208 T16 Pikes Peak

Peugeot 208 T16 Pikes Peak, 2013

Peugeot no participaba en este evento desde las victorias de Ari Vatanen en 1988 y Robby Unser en 1989, ambos a los mandos del famoso Peugeot 405 T16 Pikes Peak. Esta bestia tenía motor central transversal de 2 litros turboalimentado, tracción y dirección a las cuatro ruedas, una potencia en torno a 700 CV y un peso de 950 kg. Además su estética era espectacularmente radical, con un spoiler frontal y un alerón trasero enormes, ambos necesarios para mantener el vehículo pegado a una pista tan irregular a altas velocidades. Con semejante aparato y las brillantes manos del campeón finlandés al volante, no es de extrañar que batiese el récord existente por aquel entonces con una marca de 10:47.22.

Ari Vatanen en su Peugeot 405 T16 Pikes Peak, 1988

Ari Vatanen en su Peugeot 405 T16 Pikes Peak, 1988

Aquella subida protagonizada por Ari Vatanen nos dejó a los aficionados al motor una joya, una de las mejores producciones cinematográficas de la historia del automovilismo dirigida por Jean Louis Mourey, producida por Peugeot y ganadora de multitud de premios de cine. Se trata de la conocida “Climb Dance”, y sin duda merece la pena que le dediques 5 minutos de tu tiempo.

En la actualidad existen más de 20 categorías diferentes en las que se puede competir, incluyendo motocicletas, quads, sidecars y hasta camiones. Entre todas ellas, seguramente la más espectacular sea la de Unlimited. Como su propio nombre indica, en ella tienen cabida los coches más brutales que uno se pueda imaginar, sin apenas normativa que cumplir (excepto la referente a seguridad, por supuesto). Esta falta de limitaciones hace que las bestias que se muestran en dicha categoría sean, a pesar del nombre comercial que algunos puedan tener, vehículos diseñados específica y únicamente para alzarse con la victoria en la subida al Pikes Peak. De este modo, suelen presentar motores con potencias cercanas a los 1000 CV y una estética que casi da miedo, plagada de aditamentos aerodinámicos necesarios para mantener el vehículo pegado a la carretera.

Los sidecar también tienen cabida en Pikes Peak

Los sidecar también tienen cabida en Pikes Peak

La lista de ganadores en Pikes Peak, aparte del de Ari Vatanen, incluye algunos de los nombres más ilustres de la historia de los rallyes, como son el incombustible Walter Röhrl (Audi Quattro S1, 1987) o la gran Michele Mouton (Audi Quattro S1, 1984 y 1985). Sus victorias, sin embargo, son una pequeña muesca frente a algunas leyendas de esta carrera. La saga de los Unser, por ejemplo, comenzó a competir en 1926 y, desde entonces, varios de sus miembros se han coronado en Pikes Peak: Louis Unser lo logró en 9 ocasiones (por ello se le conoce como “El rey de la montaña”), Bobby Unser en 11 (en 3 categorías diferentes), Al Unser otras 2, Little Al lo hizo cuando tenía tan sólo 17 años, Robby ha ganado en 8 ocasiones… En total, los integrantes de la familia Unser han competido 113 veces, obteniendo la victoria en 38 ocasiones. Simplemente espectacular.

Walter Röhrl en su Audi Sport Quattro S1 Pikes Peak, 1987

Walter Röhrl en su Audi Sport Quattro S1 Pikes Peak, 1987

Durante los últimos años, si hay un nombre que haya sonado por encima de los demás, es sin duda el de Nobuhiro “Monster” Tajima. Este japonés de 62 años, unido directamente a la historia de Suzuki en su programa de rallyes y dueño de una empresa de tuning, logró la victoria en 1992, 1993, 1995 y de 2006 a 2011 (de manera consecutiva), haciendo un total de 9 victorias. En 2011 rompió la barrera de los 10 minutos, con un tiempo de 9:51.278. Al año siguiente, no obstante, este récord fue superado por Romain Dumas (campeón en 2010 de las 24h de Le Mans) y su Porsche 911 (997) GTR-3 y, minutos después, Rhys Millen al volante de un Hyundai Genesis de 700 CV, marcando el actual récord de 9:46.164. Eso sí, no hay que olvidar que en la edición 2012 se corrió por primera vez durante todo el recorrido sobre asfalto, lo que hace suponer que durante los próximos años se batirá el récord en numerosas ocasiones.

Romain Dumas en su Porsche 911 (997) GTR-3, 2012

Romain Dumas en su Porsche 911 (997) GTR-3, 2012

En 2012 Tajima intentó coronarse vencedor en la categoría de vehículos eléctricos. Un fuego que se declaró en el coche hizo que tuviese que despedirse de la carrera antes de lo previsto, pero éste año volverá a competir en la categoría Unlimited a los mandos de un Toyota GT86 Pikes Peak de 660 CV (con un motor V6 de 3 litros biturbo) y 1030 kg de peso. Está claro que en el caso del Peugeot 208, el Hyundai Genesis o el Toyota GT86, en cuanto a sus equivalentes versiones comerciales, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…

El actual campeón Rhys Millen y su Hyundai Genesis Coupe Pikes Peak, 2012

El actual campeón Rhys Millen y su Hyundai Genesis Coupe Pikes Peak, 2012

Este año la carrera se disputará el domingo 30 de junio. Al experto Tajima y al vigente campeón Millen se une este año el gran atractivo de ver al piloto de rallyes más laureado de la historia, Sébastien Loeb, pelear por la victoria en un trazado en el que es novato pero con un vehículo que en las manos apropiadas puede ser campeón absoluto. Y no hay duda de que las de Loeb han hecho ya sobrados méritos para considerarlas como tal. No obstante, por si estos ingredientes no suponen por sí solos suficiente atractivo como para que no quieras perderte la subida de este año, echa un vistazo al vídeo que te dejamos como punto final, el cual muestra la subida de récord que realizó Tajima en 2011. Te lo advertimos, no te olvides de respirar mientras lo ves, que dura casi 12 minutos…

ACTUALIZACIÓN (30/06/2013): Hace unos minutos se ha realizado la ascensión de 2013. Sébastien Loeb lo ha hecho en… 8:13.878. Sí, más de un minuto y medio más rápido que el récord anterior. Ha pulverizado el récord al volante de su 208 T16 Pikes Peak. ¡¡Enhorabuena a Peugeot y a Loeb!!

Aquí tienes el vídeo que lo atestigua. A disfrutar:

Anuncios

4 pensamientos en “Pikes Peak, “La Carrera hacia las Nubes”

  1. Gran artículo Héctor!! La verdad es que no conocía mucho la historia de esta carrera y sin duda es espectacular.

    Un detalle que es importante y que los aficionados vamos a agradecer es que podremos seguir en directo la prueba en la web del principal patrocinador de Peugeot y Sébastien Loeb.

    Un saludo!!

    • ¡Gracias por la información, Miguel! No sabíamos que Peugeot lo iba a retransmitir. Habrá que estar atentos y no perdérselo. Las declaraciones de Loeb estos días de pruebas van todas en la línea de que el 208 es una auténtica bestia…
      ¡Un saludo!

  2. Muy buen artículo!

    El vídeo del 405 sencillamente es espectacular. ¡Ganas me dan de arreglarlo y correr el Almorox Pikes Peak (Véase Pelayos de la Presa o Cenicientos)!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s